Qué debe preguntar a su médico sobre el cáncer de próstata

Con ésta útil información ya conoces todo acerca del examen de la próstata, por lo tanto, es importante determinar el momento para realizarse un chequeo.

Sin embargo, existen factores que pueden determinar y justificar la realización de este examen a una edad más temprana, entre estas están incluidas las siguientes:

La próstata es un órgano que forma parte del conjunto de órganos que integra el aparato reproductor masculino.

A medida que, transcurre el tiempo pueden presentarse diferentes síntomas que pueden acarrear graves consecuencias. Por lo tanto, estas consecuencias pueden ir desde infecciones urinarias, cálculos vesicales y hasta la aparición del cáncer de próstata.

Para determinar la edad a la que debe realizar el examen de la próstata es necesario tomar en cuenta la edad como fundamento. De hecho, según la Sociedad América contra el Cáncer exhorta a realizarse por lo menos un examen de próstata anual de todos los caballeros, desde de los 50 años de edad.

Además, es el encargo de visualizar los diferentes exámenes que se realizan para diagnosticar o pronosticar cualquier padecimiento en la próstata.

El urólogo es el encargado de realizar los diferentes exámenes para determinar las distintas enfermedades de la próstata.

Por esta razón, explicaremos que especialista y a qué edad es recomendable hacerse el examen de próstata.

  • Hombres con edad alrededor de los 40 años que han tenido un pariente de primer grado, es decir, hijo, hermano o padre. Que ha padecido cáncer de próstata antes de los 65 años de edad.
  • Hombres de descendencia afroamericana entre los 45 años de edad, esto se debe a poseen un grado mayor de amenaza para desarrollar cáncer de próstata.

La biopsia de ganglios linfáticos no se realiza con frecuencia como un procedimiento aparte. En ocasiones se usa cuando no se planea realizar una prostatectomía radical (como en los casos de algunos hombres que escogen tratamiento con radioterapia), pero aún es importante saber si los ganglios linfáticos contienen cáncer.

El cirujano puede extirpar los ganglios linfáticos en la pelvis durante la misma operación que se realiza para extirpar la próstata, conocida como prostatectomía radical (lea Cirugía para el cáncer de próstata).

La prueba de sangre del antígeno prostático específico (PSA) se usa principalmente para detectar el cáncer de próstata en los hombres que no presentan síntomas (lea Prevención y detección temprana del cáncer de próstata). También es una de las primeras pruebas realizadas en los hombres que presentan síntomas que podrían ser causados por cáncer de próstata.

La prueba de PSA también puede ser útil si usted ya recibió un diagnóstico de cáncer de próstata.

Los estudios por imágenes utilizan ondas sonoras, rayos X, campos magnéticos o sustancias radiactivas para obtener imágenes del interior del cuerpo.

Los estudios por imágenes que se usan con más frecuencia para detectar propagación del cáncer de próstata incluyen:

  • Si el cáncer se parece mucho al tejido prostático normal, se le asigna un grado 1.
  • Si el cáncer luce muy anormal, se le asigna un grado 5.
  • Los grados 2 al 4 tienen características entre estos extremos.

Aunque el procedimiento parece doloroso, por lo general cada biopsia solo causa una sensación desagradable breve debido a que se hace con un instrumento especial de biopsia con resorte automático. Este dispositivo introduce y retira la aguja en fracciones de segundo. La mayoría de los médicos que realiza la biopsia adormecerán el área primero al inyectar un anestésico local al lado de la próstata. Sería bueno que le pregunte a su médico si él o ella planea hacer esto.

Si existiera más que una muy pequeña probabilidad de que el cáncer se haya propagado (según factores como un alto nivel del PSA o una alta puntuación Gleason), el cirujano puede extirpar algunos ganglios antes de extraer la glándula prostática.